en su sitio

Hay piedras que es mejor no despertar.

a sus pies

Dice que no tuvo que buscarla, que vino a él, a sus pies. Y lo creo.

la araña

Una playa que se parece demasiado a aquellas playas de la infancia.

lo imposible

Hay piedras que no pueden volar (ni siquiera dentro de mi maleta). Ahí las dejo, en su orilla, después de acunarlas un poco.

rodrigo

Las piedras a sus pies, como si las pastoreara.

la belleza viaja en bolsas de papel

Cumpián me entrega una bolsita de papel. Dentro, piedras que han viajado más que yo. Una la encontró en una tienda, la otra en el suelo. Pienso en la belleza de estas piedras, pero gana la belleza de Cumpián, acordándose de mí tan lejos.

sandalias

Busco Kandy en el mapa. Mis pies nunca llegarán tan lejos, calzados o desnudos.

temporal

En la arena, raíces. En mi puño, una piedra.